TÉ NEGRO

El té negro es un té que se encuentra oxidado en mayor grado que las variedades de té verde, té oolong y té blanco. Las cuatro variedades indicadas se preparan con hojas de Camellia sinensis. Se continúa con el proceso de fermentación de 35 a 40°C, en el que las hojas por la oxidación se coloran de tonos que van desde un marrón rojizo hasta un negro intenso. El té negro generalmente posee un aroma más fuerte y contiene más cafeína que otros tés con menores niveles de oxidación. Mientras que el té verde por lo general pierde su sabor al cabo de un año, el té negro lo retiene por varios años.
El agua debe ser brevemente hervida y luego servida sobre las hojas sueltas del té. Usualmente se emplea una por taza y a partir de 5 tazas una cuchara extra para la tetera. Mientras más ligero sea el té, menor debe ser el tiempo de infusión. Un Darjeeling necesita solo de 2 a 4 minutos. A diferencia de un Assam más maltoso y fuerte que se puede dejar por 5 minutos. Por regla general: El té que requiere de una infusión de 2 minutos, actúa estimulante. Si este tiempo de infusión sobrepasa los 5 minutos, el té actúa como relajante.
Precio indicado por cada 100 g de producto.

Mostrando 1–10 de 16 resultados