MERMELADAS

 

Las mer_DSC0038meladas “Valle del Taibilla” se elaboran mediante un proceso totalmente artesanal lo que le añade un valor extra. Es habitual
encontrar otras mermeladas ecológicas que son fabricadas mediante procesos totalmente industrializados.

Las mermeladas Valle del Taibilla se hacen a base de frutas ecológicas cosechadas en el momento óptimo de madurez y que el contenido en azucares sea ideal para su fabricación.

Las mermeladas Valle del Taibilla se elaboran con los grados Brix mínimos que establece la normativa que regula la fabricación de mermeladas y esto es 40 Brix. Todas las variedades, tanto las endulzadas con azúcar de caña como las endulzadas con sirope de ágave contienen el mínimo de azucares establecido por ley.

El proceso de fabricación de las Mermeladas Valle del Taibilla está orientado a alterar lo mínimo el sabor natural de la fruta. Para ello, el proceso utilizado tiene como objetivo la cocción mínima e imprescindible de la fruta y procurar la alteración mínima de su sabor y sus propiedades. Para ellos utilizamos formulas ajustadas que procura que la cocción de la fruta sea la imprescindible.

Las mermeladas que contienen sirope de agave son elaboradas sin que superen la temperatura de 90 grados con el fin de que el sirope de agave no sufra ninguna alteración que perjudicaría sus interesantes propiedades.

El contenido de fruta de todas las mermeladas no es inferior al 60% superando incluso el mínimo establecido por ley para las mermeladas extras que es el 50%.

Otro factor importante en la elaboración de las mermeladas Valle del Taibilla, es el uso de jugo de limón ecológico como conservante natural. La mayoría de las mermeladas ecológicas del mercado utilizan ácido cítrico de origen químico como acidulantes, producto perjudicial para la salud.

El envasado de las mermeladas se realiza de forma totalmente mecanizada para garantizar el llenado y sellado higiénico de los tarros. El etiquetado se realizad de forma manual.