TODO SOBRE EL TÉ

El té es la infusión preparada con las hojas secas molidas o brotes del arbusto Camellia sinensis en agua caliente.

El arbusto tiene muchas ramificaciones, de entre 1 y 2 metros de altura, y puede alcanzar, aunque muy raramente, incluso los 12 metros. Las hoja son siempre verdes.  Las flores de Camellia japonica son erguidas.

El arbusto ha crecido silvestre a lo largo de la historia en Extremo oriente, aunque actualmente se cultiva en muchos otros lugares, incluso sobre terreno poco fértil.

Cultivo

El té proviene principalmente de China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia, Argentina y Kenia.

La planta de té se adapta mejor en climas tropicales y subtropicales, además necesita de lluvia, varios de los mejores sembradíos de té se encuentran a más de 1500 metros de altura, este factor hace que crezca más lento y las hojas intensifiquen su sabor.

Encontramos cinco tipos distintos de tés según su procesamiento. Camellia sinensis es un arbusto cuyas hojas, si no son secadas apenas se recolectan, comienzan a oxidarse. Para prevenir este proceso de oxidación, se calientan las hojas con el objetivo de quitar su humedad.

El arbusto es podado para que no supere los 2 metros de altura facilitando así la labor de recolección. A partir del tercer año, las hojas pueden cosecharse con rendimiento.

Las hojas de té se procesan para producir los distintos tipos de té:

Té verde

Producido por tradición, con esmero y a partir de las mejores plantas.

chinasenchaDesde hace más de 4.500 años se toma té verde en China. Los monjes budistas lo introdujeron en Europa desde Japón en el siglo XVII. El té verde y el negro provienen de la misma planta. Sin embargo, la variante en el caso del té verde radica en su proceso de producción. Las hojas se dejan al vapor y se secan evitando que se rompan, para que no pierdan sus fluid
os celulares. Durante este proceso cuidadoso el té mantiene no solo su color sino también muchos de sus componentes saludables.

La belleza interna también importa.

La medicina tradicional del oriente lejano describe el té verde como un medio curativo contra muchos corporales males y psíquicos. Se dice que el té verde limpia el alma, puesto que contiene menor cantidad de cafeína que el negro. La combinación de cafeína y catechina se encargan ante todo de la excitación de la mente y no del sistema circulatorio. Por cierto:

El té verde contiene vitaminas A, B, B12 y C e importantes minerales como potasio, calcio o floruro, al igual que antioxidantes en cantidades grandes. Estos fortalecen el sistema inmunológico y pueden ayudar al cuerpo a protegerse en caso de virus o infecciones.

Para su preparación correcta se deja enfriar el agua después de hervir hasta unos 60 a 90°C. Por cada litro de agua se emplean por lo general de 3 a 5 cucharadas de té. El tiempo de infusión dura de 2 a 4 minutos. En el caso del té verde la infusión puede repetirse varias veces, pero las hojas no deben dejarse secar.

Té Blanco

El té más noble para beber

Cuando oiga hablar de “Dragón blanco“, “espíritu de agua “o de “Silverneedle“, no se trata de carreras de caballos, sino de tipos de té blanco. fresa picantePertenecen a los tés más finos de todos. Trabajo a mano y sabiduría logran un sabor único. Tal vez se debe a un emperador de China, quien lo promovió como medio para alcanzar la inmortalidad. Seguramente se debe a su sabor y a su dispendiosa elaboración, el que el té blanco pertenezca a los más finos que puedan servirse en una taza. El nombre de este tipo de té se debe al vello plateado que producen los retoños de la planta. Solo los retoños cerrados son aptos para su elaboración. Son seleccionados a mano y luego extendidos sobre grandes filtros. Por medio de una ventilación controlada se marchitan las hojas. Finalmente se secan a baja temperatura evitando romperse, para no afectar su color y aroma. El inconfundible aroma suave del té blanco depende de la calidad de la cosecha y el cuidado en su elaboración. Deleita el paladar y fortalece las defensas. Los efectos del té blanco no solo apuntan hacia el paladar del especialista, sino también hacia los efectos en el bienestar. Al igual que el té verde, éste puede tener un efecto estimulante o tranquilizante. Contiene los mismos ingredientes curativos para el sistema inmunológico, pero en mayores

Se le considera el antioxidante más potente de la naturaleza, Sus polifenoles ayudan a aumentar las defensas y neutralizar la actividad de los radicales libres. Para la preparación, tenga en cuenta las mismas pautas que se utilizan para preparar té verde. Ante

todo la temperatura del agua nunca debe superar los 80.

Té Negro

Finos aromapan-de-especias-2s de todo el mundo

Un Darjeeling de aroma floral, un Assam oscuro y condimentado o un Ceylon de fina hebra, cítrico y frutal. El té negro no deja de asombrar por su diversidad en cada taza.

Desde Inglaterra hasta el éxito.

Hasta entrado el siglo XIX, en Europa se tomaba casi solamente té verde traído de China. A partir de que los británicos comenzaron a producir tés negros en sus colonias, la bebida comenzó su popularización triunfal en la cultura occidental. Hoy hay tés negros alrededor de todo el mundo. Junto a los países cultivadores tradicionales: China, India y Sri Lanka, otros países asiáticos se han posicionado como importantes productores al igual que Rusia, África o Suramérica.

Primero verde. Luego negro. Luego aromático.

Se continúa con el proceso de fermentación de 35 a 40°C, en el que las hojas por la oxidación se coloran de tonos que van desde un marrón rojizo hasta un negro intenso. Finalmente, a través del proceso de secar, el té se puede conservar hasta que una vez en la tetera pueda desplegar sus aromas finos. El agua debe ser brevemente hervida y luego servida sobre las hojas sueltas del té. Usualmente se emplea una por taza. Un Darjeeling necesita solo de 2 a 4 minutos. A diferencia de un Assam más maltoso y fuerte que se puede dejar por 5 minutos. Por regla general: El té que requiere de una infusión de 2 minutos, actúa estimulante. Si este tiempo de infusión sobrepasa los 5 minutos, el té actúa como relajante.

Propiedades, antioxidante, astringente, diurético, bajo en calorías, estimulante.

Té Oolong (Té azul)

o-paz-tibetana-2El sabor del dorado intermedio.

A veces lo intermedio es simplemente lo más sabroso. Esto lo constatan definitivamente los fanáticos del té Oolong, el cual en cuanto a sabor y a proceso de elaboración representa el punto intermedio entre el té verde y el negro.

El arte de la perfecta planificación.

La traducción de Oolong significa dragón negro o serpiente negra. Dice la leyenda que un reptil asustó a un cultivador de té mientras recolectaba las hojas secas. Después de unos días recobró el valor para volver a sus plantas, encontrando las hojas en el perfecto estado de fermentación. El resultado: una bebida fascinante. En la vida real el Oolong se elabora teniendo en cuenta un tiempo de fermentación exacto, mayor al del té verde e inferior al del té negro. Se considera un arte mayor el encontrar el punto perfecto para lograr el tono cobrizo de las hojas y detener el proceso de fermentación por medio de la vaporización o la oxidación.

Los expertos pueden esperar. Algunas veces años.

El Oolong oscuro puede no solo estar en bodega durante mucho tiempo, sino que con los años se mejora. Al igual que muchos vinos, el Oolong desarrolla su sabor únicamente mediante el proceso de añejamiento. A partir del tercer año en bodega las hojas deben ser cuidado tostadas cada año. El Oolong añejo pierde su contenido de cafeína, por esto es suave para el estómago. La preparación correcta: riegue las hojas con agua a una temperatura de 95°C y deje el té de 3 a 5 minutos. La infusión de Oolong puede repetirse varias veces con las mismas hojas.

Té Pu Erh (Té rojo)

p-canela-y-limon-camara-2El té pu erh es conocido también como té rojo, su nombre proviene de la región de pu´er de Yunnan China, de donde procede. Se trata de un té inusual en China, siendo este el mayor productor de té rojo del mundo. Consumido únicamente por la nobleza china durante cientos de años. Al contrario que otros tés, que suelen tomarse frescos tras su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad de camelia sinesis puede durar de 2 a 60 años en barrica de bambu, lo que hace que las hojas alcancen un color cobrizo y, por lo tanto, también la infusión.

Fermentación de la hoja en la barrica. Los precios varían dependiendo de su tiempo en la barrica, estos se multiplican velozmente cuando el té supera los veinte años de añejamiento.

Aromas. Los tés rojos no mejoran sus propiedades con la edad, sino que adquieren notas aromáticas diferentes, en función de su origen y del cuidado en su cultivo y recolección. De ahí que los tés rojos más valorados son aquellos anteriores a 1965, cuando la mayoría de las empresas de té aún no tenían los procesos de recolección mecanizados. También son muy valorados los tés rojos posteriores a 1995 de algunas empresas, que han retomado los métodos naturales y artesanales de cultivo.

Propiedades, reduce los niveles de azúcares en sangre, reduce los niveles de grasa, desintoxica y depura la sangre, refuerza el sistema inmunológico, baja de peso, previene de enfermedades respiratorias, combate la esclerosis.